Buscar este blog

Cargando...

martes, enero 29, 2013

Manifiesto Cuadernista



Una de las cosas que modestamente se proponía La Costa Brava, y casi la única de la que realmente me siento secretamente orgulloso, es la de haber presentado batalla al pesimismo existencial que domina el discurso narrativo desde la época del Romanticismo. Cada uno con sus armas: Sergio desde un vitalismo a lo vanguardias europeas y yo desde una especie de chestertonismo laico. Y todo ello bajo una estética desarrollista.

Incluso llegamos a publicar una especie de "manifiesto" cutre al respecto en el libreto de Los días más largos. Era nuestra forma de protestar contra la idea, tan extendida, de que la autocompasión es más profunda que la alegría.

Esto lo cuento para que se entienda el efecto que me ha provocado la lectura del "Manifiesto Cuadernista" que aparece publicado en la primera página del Cuaderno de actividades de Blackie Books y que reproduzco debajo.

El texto está copiado del blog Librosfera.

"¡Qué difícil es no caer cuando todo cae!" Antonio Machado

Y sin embargo hay quien resiste de un modo admirable, a la manera antigua y hermosa de los viejos héroes. Gentes que saben que el invierno acaba fracasando de una forma sublime y que siempre termina en primavera. Gentes que nacen cada cientos de años y cuyas pautas hay que aplicar con urgencia. Como Bill Hicks, cómico y leyenda, arrebatado a los 32 años por un cáncer. Diagnosticada su enfermedad, eligió pasar lo que quedaba de sus días junto a sus padres, en su pequeña casa de la América profunda: viendo de cerca la última vuelta del camino, dedicó su tiempo a mostrar a su familia los libros, la música y el cine que adoraba. Les abrió sus inquietudes y compartió sus pasiones. Quería que supiesen quién era. Quería que amasen lo que él amaba. Dejó escritas sus últimas palabras: "Parto con amor, con risa y con verdad, y donde quiera que haya verdad, amor y risa, ahí estaré en espíritu." Este Cuaderno recoge algunas de las cosas que amamos, resume nuestras inquietudes y refleja nuestras pasiones. Aquí están para ser compartidas, porque quizá ni el conocimiento ni la cultura aportan felicidad, pero nos recuerdan que seguimos vivos y que estamos acompañados. La capacidad de jugar, de imaginar, de fundirnos en el humor y de perdernos en la belleza, nos abre nuevos abismos pero también nuevos paraísos. Es lo que nos separa de una armonía animal, primitiva, camuflada de satisfacción existencial.

Cuanto más ignorante es una persona, menos maravilloso le resulta el mundo. Y a pesar de que a veces sintamos que nos golpea un odio cósmico, lo sigue siendo. Como decía Bill Hicks, después de todo "It's just a ride". Den ese paseo con nosotros. Cojámonos de la mano: juntos aprenderemos a fabricar bombas de patatas, uniremos a bellos amantes, buscaremos monstruos entre los colores, leeremos poemas, descubriremos que hay pueblos que se llaman Villapene y ayudaremos a Currupipi a escapar de Ambiciones. Desataremos las fuerzas de la elevación, la elegancia y el entusiasmo. Nadie puede torcerlas, como nadie puede aplacar los volcanes o controlar los maremotos. Reiremos y cantaremos con mente afilada y mirada limpia. Levantaremos nuestra copa y brindaremos como piratas, en honor a la alegría, el conocimiento y la exaltación. Quizá no hayamos elegido el juego, pero desde luego no vamos a perder.

miércoles, enero 23, 2013

Yo paso estos amores...

Estaba yo leyendo Las Argonáuticas y me encontré con este pasaje:

"Ellos pues, salieron de la mansión afligidos. Calcíope, por su parte, guardándose de la cólera de Eetes, con premura marchó a su estancia con sus hijos, y Medea igualmente a su vez partió luego. Y revolvía en su ánimo las muchas inquietudes a que incitan los Amores"*

Y dice la nota:

*La poesía helenística gusta de imaginar una tropa de amores. Y es Apolonio al parecer el primero en haber introducido esta pluralidad personificada.

¡Apolonio el primero y yo de los últimos! ¡Toma! ¡High Five, Apolonio!








lunes, enero 21, 2013

Machismo Gafapasta

   Sobre el artículo Machismo Gafapasta:

- En mis canciones, nunca he tenido la intención de ofrecer una visión estereotipada o superficial de las mujeres. Admito que mis letras puedan admitir tales interpretaciones, y si alguien lo ha creído así, le pido disculpas. Pero creo que también admiten otras lecturas, y un buen crítico debería ser capaz de hacerlas.

- Hacer una lectura en clave machista de las letras de los grupos mencionados, es más que discutible. La sensación que tengo es que se ha pensado primero en los artistas a quienes se quería señalar, y luego se han buscado los ejemplos. Lo mismo al hablar de determinados medios y no otros. Decir que Anni B Sweet o La Bien Querida son machistas, por salir en sujetador en una foto o hacer canciones que acaban en boda, es, directamente, mala fe.

- Sin duda existen comportamientos machistas en la escena musical (me niego a utilizar el término gafapasta, indie, u otros términos despectivos) española. Tengo conocimiento de primera mano de lo que supone ser mujer, trabajar en la industria musical, y querer desarrollar un proyecto musical en España. Es desolador. No te discriminan, simplemente nadie te toma en serio.

- En cualquier caso reconozco que el artículo ha servido para iniciar un debate interesante. Mi opinión (una más) es que el mundo de la música es machista porque en él hay muy pocas mujeres. Y hay muy pocas mujeres porque las perspectivas laborales que ofrece no son atractivas. Y sin perspectivas, es imposible llegar a plantearte un proyecto de vida. Hablo de formar una familia, y esas cosas. La situación de la mujer en la industria musical mejorará el día que esa industria genere rentas constantes para sus trabajadores.



martes, enero 15, 2013

Los recuerdos musicales de Francisco Nixon.



Los chicos de Barcomedor me habían pedido un repaso por mis recuerdos musicales y este es el resultado, que me ha gustado mucho. Por el tratamiento que le han dado ellos, claro, no por cómo lo he hecho yo*.

*Conversación real:  - ¿Qué tal te fue en el jucio? - Perdemos seguro, pero yo estuve de puta madre.

viernes, enero 11, 2013

jueves, enero 10, 2013

Qué buen nombre para una guapa



"También nuestras compañeras de universidad, y antes de de bachillerato en el Instituto Escuela, fueron nuestas discípulas en la práctica del esquí. Y junto con ellas, todos aprendimos de los mejores en este deporte: los Arche, los Urgoiti, Santiago López y Aurelio Botella, entre otros. La más guapa y mejor esquiadora no era de nuestro grupo, pero como todos los demás que practicábamos este deporte dominguero, la conocíamos por Elenita, Elenita Potestad. Siempre escoltada en las pistas por Arberch, su pretendiente."

José Ruiz-Castillo Basala. "Funcionario Republicano de Reforma Agraria y otros testimonios".

Foto: Elena Potestad.  Revista Blanco y Negro 1928.

miércoles, enero 02, 2013

Entrevista y pinchada

El viernes 4 estaremos Ana y yo pinchando en el Carpe Diem de Cáceres a partir de las 23.30. 

Os dejo la crónica del concierto de Gijón en Hipersónica.