Buscar este blog

Cargando...

jueves, enero 10, 2013

Qué buen nombre para una guapa



"También nuestras compañeras de universidad, y antes de de bachillerato en el Instituto Escuela, fueron nuestas discípulas en la práctica del esquí. Y junto con ellas, todos aprendimos de los mejores en este deporte: los Arche, los Urgoiti, Santiago López y Aurelio Botella, entre otros. La más guapa y mejor esquiadora no era de nuestro grupo, pero como todos los demás que practicábamos este deporte dominguero, la conocíamos por Elenita, Elenita Potestad. Siempre escoltada en las pistas por Arberch, su pretendiente."

José Ruiz-Castillo Basala. "Funcionario Republicano de Reforma Agraria y otros testimonios".

Foto: Elena Potestad.  Revista Blanco y Negro 1928.