Buscar este blog

domingo, julio 16, 2006

"Por qué necesitamos a Supermán".




Ayer (entre otras cosas) fui a ver la película de Supermán. En un momento dado, el personaje de la periodista Lois Lane se pone a elaborar un artículo titulado "Por qué necesitamos a Supermán", pero no consigue escribir ni una línea, así que me he tomado la molestia de hacer de negro para ella.


POR QUÉ NECESITAMOS A SUPERMAN

por Lois Lane



Para el alcalde de Metrópolis me imagino que la respuesta está clara, sólo tendría que darme las cifras de los índices de criminalidad o los ingresos por turismo que recibe la ciudad por albergar a tan notorio inquilino. Siendo menos cínicos, todos conocemos los miles (cientos de miles) de vidas que ha salvado. Por otra parte, algunos (yo misma en mi artículo galardonado con el premio Pulitzer "Por qué no necesitamos a Supermán") se cuestionan de qué sirve tanto poder si no se utiliza para erradicar el hambre, la enfermedad y la guerra. Esos mismos que le reprochan su falta de actividad en tales ámbitos, a su vez denuncian que la humanidad no debería soportar una existencia "tutelada" como la que llevamos actualmente por culpa de un superpolicía sin jurisdicción ni mandato que tolera o condiciona nuestra forma de vida.

En su día no supe ver que ambos argumentos son contradictorios y que revelan una verdad más profunda: Supermán no está intentando salvarnos ni dirigirnos. Supermán nos está dando ejemplo.

Desde la primera vez que tuve la suerte de entrevistarlo y conocer la historia de un alienígena que aterriza en nuestra vecindad, siempre me he preguntado cómo fue posible que el superhombre se convirtiera en un hombre, es decir, qué factores actuaron en la formación de su carácter para que una persona capaz de hacer que el sol salga por occidente se convirtiera en un ser humano decente. Y no creo desvelar ningún secreto al contar que fueron unos padres sin estudios, gente poco sofisticada, aldeanos que pasaron sus vidas sin salir de uno de nuestros numerosos pueblecitos agrícolas del medio oeste los que consiguieron el mayor milagro de todos los tiempos: que un dios se contaminara con lo mejor de nosotros y no con lo peor. ¿Qué hubiera pasado si Supermán hubiera recibido los consejos y las enseñanzas de muchos de nuestros conciudadanos más egregios? La humanidad pasó una prueba, y la superó.

Por eso necesitamos a Supermán. Porque cuando las cosas se ponen peor que mal y nos fallan las fuerzas para seguir adelante hay alguien que nos recuerda que estamos llamados a cumplir todo nuestro potencial y que somos dignos de ello.

8 comentarios:

Isaac dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Isaac dijo...

Yo creía que la que había escrito "Por qué no necesitamos a Superman" no era Lois Lane, sino Luisa Lanas. Y que, en realidad, el artículo se titulaba "Por qué no necesitamos a Superlópez".

Lois es superpedante, a mí al menos siempre me cayó fatal, pero esta vez me ha gustado lo que dice, en especial por el detalle de los orígenes rurales del héroe.

SisterBoy dijo...

Y a todas estas ¿que tal la peli? he oido cosas tremendas.

andrinete dijo...

intuyo que te ha gustado...

marisaloch dijo...

Ayer día 16 de julio, Magda y Jordi (de Gata) fueron padres... es un bebé precioso

rizino dijo...

os dedicaremos un disco entero por ese bebito que habeis tenido. enhorabuena un saludo desde Zaragoza

Francisconixon dijo...

Albricias, me alegro un montón, de verdad! Yupi!!

WaitingForWaits dijo...

Mañana voy a ver la pelicula al cine.Estaba descargandomela pero he decidido mejor verla en cine.No tengo la costumbre de bajarme pelis y verlas,suelo ir mucho al cine...pero con este calor...

En fin,espero que no me defraude la pelicula ni que primen los efectos especiales digitales...uqe eso hace mucho perder a una saga...como paso con star wars