Buscar este blog

martes, julio 18, 2006

Una furtiva lágrima.

Estando yo y mi amigo Javi en el típico bar de farloperos después de ver a Salomon Burke (un orquestero muy logrado, oiga) me pregunta (quizás por mor de la situación) si alguna vez vez una canción me ha hecho llorar. Yo la verdad es que de la mayoría de las cosas que he hecho no me acuerdo, pero me pongo a pensar y la verdad es que no. Una vez el año pasado viendo a Brian Wilson en Zaragoza tocar "I get around" se me puso un nudo en la garganta, pero ya... Yo creo que es debido a que como soy un sentimental me emociona más la épica que la lírica. Por ejemplo en el cine lloro fácilmente viendo "Supermán", "King Kong" o "Los vikingos"... Ahora que recuerde, siempre me hace llorar la frase de Paul Newman en "El buscavidas" ("Gordo, has jugado como un maestro") o la de Jesús en "El Evangelio según San Mateo" de Pasolini ("¡Lázaro, sal fuera!"). Me conmueve hasta la médula "Sandy, why why why oh why, you left me?" de "Grease" o un buen "There's a place for us" de mi actriz favorita (la que más me gusta, así como pa mí), Natalie Wood en "West Side Story"...

Todo esto lo pensé luego. Estando en el bar, yo le dije "Javi, y yo qué sé!"

P.D. En literatura creo que sólo he llorado físicamente con el final de la Ilíada "Y así fueron los funerales de Héctor, domador de caballos" y con la parábola del hijo pródigo "Pensé que mi hijo estaba muerto y ahora vive". Ah, y cuando tenía cuatro años con una canción infantil que salía en "El mundo de los niños", una tipo "Diez negritos" en la que diez perritos se van muriendo cada uno a su manera...

P.D.D. ¡Y ostras, me acabo de acordar de la versión en dibujos animados de "El príncipe y la golondrina" de Oscar Wilde! Ese episodio creo que nos traumatizó a toda una generación, yo creo que si me acuerdo ahora me pongo a llorar como una magdalena.

27 comentarios:

Jaime"un fan desde sevilla" dijo...

Muy fuerte el final de la Iliada. A mi me marco tanto que estudie la carrera de Historia por la Iliada. De hecho muchas veces he tenido pesadillas, pensando que soy Hector y me esta matando Aquiles. Hace poquito lei La Eneida...se la recomiendo a todo amante de la literatura clasica. Una joya!!!

Anónimo dijo...

A mi me embarga la emoción cada vez que escucho esas palabras llenas de cinismo y orgullo herido de la gran Gilda ("Si yo fuera un rancho me llamaría Tierra de nadie"). Quizá porque en el fondo todos sentimos ese extraño deseo de ser libres.

Dú dijo...

Yo siempre lloro leyendo el primero de los relatos de "Crónicas Marcianas", imaginándome cómo la pobre Ylla va perdiendo la canción de su memoria.Y se me escapan lagrimones y hasta hipidos de niña pequeña con el discurso final de Marcello mastroianni en "Ojos negros". Tal vez porque el olvido me asusta demasiado, por eso ato con hilo de pescar canciones, colores y lugares a la gente que más quiero. Y de alguna manera, aunque sea entre lágrimas, se quedan cerca.

Anónimo dijo...

Y bueno, se me olvidaban las de Monica Vitti ("Descubrir que se puede hacer reir es como descubrir que una es la hija del rey" o "Las actrices, digamos feúchas, que tanto éxito tienen en Italia hoy, me lo deben a mí. Yo fui quién echó la puerta abajo"). Esas no me hacen llorar, esas me llenan de fuerza. Qué grande es esa mujer!

hécate dijo...

"...negli ochi suoi spuntò..." Eso es lo que me emociona a mí (era por eso el título,no?)
Yo al leer la Ilíada iba con Aquiles y su cólera,así que no me dio pena Héctor.Pero la épica moderna me empalaga profundamente (¿profundamente?):frases pedantes y grandilocuentes+escenas cursis y sentimentaloides(para compensar, creerán ellos,pero todo es lo mismo...qué matizada yo,épicamente matizada).

John The Revelator dijo...

Pués yo mucho lloré con Candy Candy; que guapo me perecia Anthony.

Anónimo dijo...

Oooohhhhh "¿Por qué lloras, niñita pecosa? Eres mucho más linda cuando ríes que cuando lloras". De todas formas a mí me gustaba más Terry ;)

SisterBoy dijo...

Recuerdo esa versión en dibujos animados de "El principe féliz", tambien se hizo otra de "El gigante egoista".

Llorar no he llorado nunca leyendo nada pero si pudiera hacerlo seria sin duda con el episodio del perro en "Soy leyenda" de Richard Mathesson. El relato de Stephen King "El cuerpo" en cambió me hizo literalmente vomitar,¿hace falta decir por qué?

La Haine dijo...

yo nunca he llorado con ninguna canción, no te preocupes

franlovebite dijo...

yo tampoco me acuerdo de nada que he hecho en mi vida, es de lo más triste y angustioso.

franlovebite dijo...

bueno, a veces ayuda.

Anónimo dijo...

Qué impresionante lo de los cuentos de Wilde. Yo tenía un libro ilustrado con varios y creo que es mi Rosebud. Y eso que detesto el culto a la nostalgia...

Jaime"un fan desde sevilla" dijo...

Hécate, lo que guía a Aquiles no es la cólera sino el orgullo y su histrionismo desmedido. A Hector lo guía la heroidicidad. Aún cuando sabe que va a morir, lucha con Aquiles...Nos hacen falta mas héroes como él...

Carolina Pataleta dijo...

Pues me parecéis todos rarísimos. Yo lloro con cantidad de música, y con un montón de canciones que escucho, y si intento cantarlas ya, para que te voy a contar...
"You are the sunshine of my life" no falla nunca, por ejemplo.

memoria dijo...

A mi me ponía muy triste la del barquito que no podía navegar.

Isaac dijo...

Yo lloro con muchas canciones, especialmente en directo, o cuando voy cantándolas en el coche. Un ejemplo, en estos días de nuevo disco: Un concierto de La buena vida el año pasado me hizo gastar un paquete de kleenex. Claro que todo depende del estado de ánimo que tengas en el momento. Escuchar "Qué nos va a pasar" en según qué instantes, puede ser duro.
En cuanto a los aqueos y los troyanos...¿no perdería Héctor porque creía que iba a perder, como España en el mundial?

SisterBoy dijo...

Pues a mí me dan ganas de llorar con Ashes to Ashes de Bowie, y eso que no parece una canción especialmente triste

my mama said to get things done
you better not mess with major tom

hécate dijo...

JaimeunfandeSevilla:Héctor está toda la batalla intentando escaquearse de luchar contra Aquiles,y cuando ya no tiene más remedio,pues lo hace.Es Aquiles quien,avisado de que va a morir en la guerra de Troya,va a pesar de todo,porque prefiere una vida corta pero heroica y gloriosa,a una vida larga y banal.
Lo de que a Aquiles le guía el orgullo,pues seguramente también,como a Héctor.Pero lo que le guía básicamente es la cólera,que es una constante en el libro y precisamente "La cólera de Aquiles" (que ya es una frase hecha,como "Apolo Flechador")es el tema principal de la Ilíada.Primero deja la batalla furioso cuando le quitan a Briseida y después la retoma colérico cuando Héctor mata a su amiguísimo Patroclo.Vamos,que se está todo el libro de morros y su motivación es siempre la cólera.
Héctor será también un héroe(en el sentido actual del término),pero juega en otra liga.

bruno nicolai dijo...

Yo soy de lágrima facil. Aunque hay una escena en el hombre tranquilo, que pese haberla visto decenas de veces siempre me hace llorar; a principio de la peli John wayne/sean thornton entra en la taberna de innisfree y todos los lugareños (cuatro,creo; el tabernero,barry fitzegarld, ward bond y él del acordeón) lo miran con recelo por ser forastero, hasta que uno le pregunta quién es y John/sean dice que es el nieto de thornton y ahi comienza la música,la cerveza, los abrazos.
El otro dia viendo en dvd "Big fish", al final, cuando en el entierro de su padre (Albert Finney) Billy Cudrup ve a todos los personajes que creia fantasias de aquel y advierte que el tiempo es fugaz lloré como una magdalena. Yo es que, en serio, no llevo muy bien eso de la ausencia del padre, o mejor dicho, ahora le diria muchas cosas que entonces no hice.
En fin...

minuscula dijo...

como lloré!!!
imposible nada me marcó más que
esplendor en la hierba!!
dios! que dramon...como estaba ella!
y ese final...cuando le va a ver ...

Anónimo dijo...

A mí las canciones sí me hacen llorar. Y no necesariamente tienen que tener connotaciones dramáticas. Vale sí, con Nacho Vegas suelo hundirme en un mar de lágrimas, pero también están esas canciones luminosas que te sumergen en un estado de felicidad permanente, como "Thinking of you" de Sister Sledge. Y bueno ya no hablo de la versión que hizo de ella Paul Weller...

ToxicosmoS dijo...

Pues yo reconozco que con unas cuantas, además del nudo en el estómago, calleron unas lágrimas...
Las últimas, el sábado viendo a Massive Attack...qué 4 voces tienen, dios mio...X cierto, por increible que sea, suenan mejor en directo q en los discos. Y yo pensando q todo era post-producción...
Copas de yate últimamente está jodido escucharla sin acongojarme...
Saludooos

Anónimo dijo...

Qué guapa Natalie Wood, foto chula!
isabel

ridof dijo...

Uf!, me has dejado hecho polvo con lo de "El príncipe y la golondrina", que sensación más extraña..... y yo soy de otra generación, lo debieron repetir, que crueles.

Anónimo dijo...

Yo lo conocía como "El príncipe feliz" y todavía guardo el cuento entre mis viejos recuerdos

Anónimo dijo...

mordekay de tachenko me ha hecho llorar cuan una plañidera a sueldo. matilda.

Anónimo dijo...

no se muchas. mi etapa migalero-depresiva....
cause I'm low of defenses
smoke with no fire
and I'm alone


cuando estaba low of defenses y sobre todo alone...