Buscar este blog

miércoles, mayo 26, 2010

El pacto



Os dejo un comment que creo interesante.

Sólo añadir lo que ya comenté de Alejandro Dumas (no sé si el padre o el hijo) cuando había terminado un capítulo con el protagonista encerrado en un ataúd bajo el agua. El siguiente capítulo empezaba "Y cuando salió de allí..."

"Regla número 1 de cualquier relato (entendiendo relato como 'historia', sirve para cine, televisión o narrativa): si tu personaje abre un cajón y en él hay una pistola, en algún momento deberá ser disparada. Si se analiza 'Perdidos' con el mejor instrumento de análisis del relato que tenemos en este momento, las teorías estructuralistas de Roland Barthes, queda bastante claro en qué momento esta serie dejó de ser algo interesante para convertirse en una tomadura de pelo: los indicios, catalizadores y los informantes que construyen cualquier historia -y que suponen un pacto tácito entre el creado y el espectador- son utilizados perversamente (aprovechándose de ese pacto tácito que culturalmente forma parte del ADN de cualquier lector/espectador) para crear tensión narrativa -expectación/espectáculo- a cualquier precio.

En el caso de 'Perdidos', este "cualquier precio" es la multitud de tramas abiertas con la única función de catalizadores y con el único objetivo de mantener la tensión/audiencia (la estructura interna de los capítulos, sobre todo en las dos primeras temporadas, ya anunciaba la trampa). No, no se trata de que "nos lo den todo masticado", ni tampoco sirve lo del "final abierto" (cuando 'Perdidos' no tiene un final abierto): lo único que han hecho los guionistas es cerrar la sexta temporada retomando "algunos" de los indicios y catalizadores que fueron desperdigando a lo largo de seis años y que pudieran ofrecer un final coherente.

Pero, ¿qué pasa con el resto de tramas abiertas? Nada, una perversión -no innovación- de las reglas de la ficción basada en la rentabilidad del "y qué va a suceder a continuación". En este sentido, 'Perdidos' sí ha marcado una época: ha demostrado que millones de espectadores pueden consumir un espectáculo siempre y cuando se les ofrezca una sobredosis de expectativas; la sobredosis garantizará que con ver cumplidas unas pocas se darán por satisfechos. En el intervalo -aquello de que los guionistas de 'Perdidos' oteaban la red en busca de las teorías expuestas por los seguidores- habrá tiempo para decidir cuáles. Lo que la Publicidad y la Comunicación política llevan ensayando desde mediados de los años 80. Ahora, el público ya está preparado. Bienvenidos a la posmodernidad."

Visto aquí

17 comentarios:

Mylodon Darwinii Listai dijo...

En resumen, que nos han tomado el pelo pero a base de bien.

Buenísimo el análisis. El bluff Lost es la burbuja inmobiliaria de la ficción televisiva.

Francisconixon dijo...

Hombre, yo no lo veo como una tomadura de pelo, la gente se lo ha pasado bien y ya está.

La trampa es que han ido cambiando de género a medida que transcurrían los capítulos, con lo cual en el futuro nadie se va a creer lo que le cuenten sabiendo que pueden cambiar las reglas en cualquier momento.

Es volver al clásico folletín.

Si es que está todo inventao.

pplu dijo...

Yo he visto acabar el finde pasado "Life on Mars" y la continuacion "Ashes to Ashes" aunque con ver esta ultima basta y sobra para entender de que va y pasarselo pipa con "the Guv" Gene Hunt.

Pues eso que después de pasarme las en total 5 temporadas pensando de que coño va, se ha acabado todo super bien. Mientras que con Lost, sabiendo ya desde hace tiempo de que iba, el final es de los de con calzador (lo acepto por que soy fans y ,al igual que al Real Madrid, se lo perdono todo, pero es de los de con calzador)

Lara dijo...

Yo sigo la serie desde la temporada 1 (hace seis años). La serie ha dejado muchas incognitas sin despejar y sin embargo me siento tan satisfecha con el final... más allá de los misterios de la isla, estaban los personajes, y como el final es el que yo quería después de vivir 6 años con ellos, no lo nubla el hecho de no saberlo todo. ¿Que hay cosas que cojean? Puede... pero Lost siempre será una serie que ha marcado una generación y eso es decir mucho.

Francisconixon dijo...

La cuestión sociológica me importa menos. Lo que me apasiona es cómo se puede sacar al protagonista de un ataúd en el fondo del mar, sin hacer trampas.

Anónimo dijo...

Yo creo que mucha gente en la red está viendo ahora Lost como una serie de "personajes", cuando todo hijo de vecino se enganchó a la serie no por los demonios interiores de Charlie o los problemas morales de Jack, sino porque querían saber dónde coños estaban los losties y de dónde venía la isla.
Esto no era Doctor En Alaska, era una serie basada en muchos misterios, y luego resulta que esos misterios daban igual, lo que importaba era la redención de los personajes...

Isaac dijo...

A mí me ha encantado esto. Me autodefino como tipología "agradecido"

Lara dijo...

Para Anonymus... yo empece viendo la serie con ganas de saber que pasaba y que eran los numeros y los misterios, pero después de 6 años hay que entender que le cogí cariño a los personajes y esto es lo único que me importaba, que se reencontraran.

Amor dijo...

Pues yo también soy de las agradecidas, me lo pasé bien y no se me han quedado tantos misterios sin resolver.

No es cierto que ahora se acabe viendo como una novela de personajes. Mis amigos y yo llevamos siguiendo las personalidades desde las primeras temporadas. También valen las pistolas que te tienen en vilo y al final tienen la pólvora mojada, o se va a echar mano de ellas y se pierden.
En fin, me lo he pasado muy bien. Folletín, pero del bueno.

Mylodon Darwinii Listai dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=XFKoxKQHOk4&playnext_from=TL&videos=2s3CnQbSWP0

Mecagüen los Dumas dijo...

¿Qué es "Lost"? Es que acabo de salir de un ataud, no sé cómo, y no me entero de nada.

Chema. dijo...

Pues a mí el final de la serie me ha dejado tan "perdido" que supongo que será un buen final para una serie con ese nombre.

Supongo que a los superfans se suicidarán por no saber que significaban los números, qué es la isla, quién construyó la estatua que sólo tenía cuatro dedos o dónde esta Walt.

Un final muy religioso, por cierto, leí por ahí que el final sólo deja contento al Vaticano, en ese limbo "happily ever after".

Amor dijo...

Los números son ellos!

Pero si está todo clarísimo!

Salava dijo...

Pues yo me lo he pasado bien. No le doy más vueltas :)

Salava dijo...

Mi comentario anterior no quita que Sayid sea un cabroncete. Mucha Nadia, mucha Nadia, pero al final se queda con la rubia gringa... :D

gon dijo...

Pues yo creo que hay que reconocerle al menos un mérito a Pérdidos. Es la primera serie que consigue que un número tan grande de personas adquieran una visión metaficcional de un relato.

En otras palabras: la gente no sólo sentía interés por lo que les pasaba a las marionetas sino que quedaba fascinado por el movimiento de los hilos que las manejaban.

Una chica de mi curro con un perfil cultural similar al de Belén Esteban (dicho con todo respeto), aunque bastante más inteligente, decía: lo que me engancha de esta serie es cómo hilan unas cosas con las anteriores.

Chema dijo...

Una vez leí sobre Michael Jackson que en su afán de buscar el éxito total se convirtió en un monstruo que no era ni blanco ni negro, ni hombre ni mujer, ni niño ni adulto, ni hombre ni máquina.

Pues con Lost me pasa algo parecido. Tiene de todo un poco, thriller, aventura, amor, etc. Y la tensión narrativa claro.

No sé si fue una historia con tensión narrativa o una tensión narrativa con historia.