Buscar este blog

miércoles, agosto 26, 2009

Si no soportas que te insulten.

Mi columna en la Rolling de agosto, ahora sí. Que me he hecho un AnaRosa y he subido la columna del mes siguiente en vez de la del mes pasao.

SI NO SOPORTAS QUE TE INSULTEN.

Dos chicos jovencitos que estaban empezando en la música acababan de sacar un single de vinilo. Había sido un disco autoeditado y pagado con sus ahorros, por lo que el interés en publicitarlo para recuperar la inversión era mucho. Contaban además con el hándicap de que no eran muy buenos en directo. No los conocía nadie, por lo que no les salían conciertos en los que vender los discos. En este contexto, les pregunté si pensaban hacerse promoción por internet. "Nos da miedo hacerlo. En cuanto colguemos las canciones los comments se llenarán de insultos."

Una de las consecuencias de todo el rollo éste de internet es que ahora los grupos se ven obligados a vender algo más que su música. Con la moda de las redes sociales y demás, cualquier estrategia de marketing pasa por la necesidad de hacer accesible al artista. Primero los blogs y las páginas personales, luego myspace, ahora Twitter o Facebook, uno se ve forzado a socializar para que el público te haga caso. Lo cual es un problema para aquellos que no quieren hacerlo por lo que sea: no tienen tiempo, no quieren exponerse o, simplemente, la gente les cae mal, mayormente.

Estamos literalmente inundados de música. En todas partes. Podemos acceder al 80% por ciento de todo lo que ha sido grabado. Entre tanto ruido, ¿cómo conseguir atención? A costa de vender carisma y personalidad. Pero ése es un juego muy peligroso, que implica un gran desgaste emocional. Antes la distancia y la falta de información hacían que lo que desconocíamos de nuestros ídolos nos lo imagináramos, con lo que normalmente el artista salía ganando. Hoy casi esperamos que los grupos sean amigos nuestros, y que estén ahí para respondernos personalmente cuando les necesitamos.

Y así están las cosas: ya no tienes que ganarte un público, prácticamente los tienes que meter en tu vida. Y dar las gracias cuando te insultan, porque eso significa que al menos has conseguido llamar la atención.

El caso es que el disco se ha quedado sin mandar. Otro éxito de la conjura de los necios. Qué pena. Como me dijeron una vez: “Si no soportas que te insulten no formes un grupo”.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

O tú guión de vida, del que es tan dificil escapar.

supersalvajuan dijo...

El aburrimiento: por la noche sin tele y sin poder poner la música alta.

Alba dijo...

Lo mismo ya conoces este poema de Claudio Rodríguez, que es (porque no se morirá nunca) de Zamora.


A mi ropa tendida
(El alma)

Me la están refregando, alguien la aclara.
¡Yo que desde aquel día
la eché a lo sucio para siempre, para
ya no lavarla más, y me servía!
¡Si hasta me está más justa¡ No la he puesto
pero ahí la veis todos, ahí, tendida,
ropa tendida al sol. ¿Quién es? ¿Qué es esto?
¿Qué lejía inmortal, y que perdida
jabonadura vuelve, qué blancura?
Como al atardecer el cerro es nuestra ropa
desde la infancia, más y más oscura
y ved la mía ahora. ¡Ved mi ropa,
mi aposento de par en par! ¡Adentro
con todo el aire y todo el cielo encima!
¡Vista la tierra tierra! ¡Más adentro!
¡No tenedla en el patio: ahí en la cima,
ropa pisada por el sol y el gallo,
por el rey siempre!

He dicho así a media alba
porque de nuevo la hallo,
de nuevo el aire libre sana y salva.
Fue en el río, seguro, en aquel río
donde se lava todo, bajo el puente.
Huele a la misma agua, a cuerpo mío.
¡Y ya sin mancha! ¡Si hay algún valiente,
que se la ponga! Sé que le ahogaría.
Bien sé que al pie del corazón no es blanca
pero no importa: un día…
¡Qué un día, hoy, mañana que es la fiesta!
Mañana todo el pueblo por las calles
y la conocerán, y dirán: «Esta
es su camisa, aquella, la que era
sólo un remiendo y ya no le servía.
¿Qué es este amor? ¿Quién es su lavandera?»

Francisconixon dijo...

No lo conocía, muchas gracias!

Anónimo dijo...

Buff como te entiendo... Yo también creo qe mi infancia fue marcada por el aburrimiento. En el colegio (donde los profesores repetían lo mismo y una otra vez y sacaban a la pizarra solo a los más lerdos) en casa, donde siempre había que dormir una vez al día y comer por lo menos tres, pero lo peor era las tardes de verano, cuando la calle donde jugaba se quedaba desierta porque todos los guajes de la calle se iban a la playa, y yo no, porque mi padre trabaja a turnos y muchas veces no me podía llevar... Ha debido de quedarme algún microtrauma, porque a mis treinta añazos hago planes compulsivamente para huir de ese tiempo desocupado y aburrido. ¡Viva la playa y la paella y muerte a fréjoles y coliflores!

Anónimo dijo...

muy bien todo menos lo de "mayormente".
Que horror de palabro

Anónimo dijo...

Tú eres el primero que fomenta lo que haces con los nuevos medios, das bombo y polatillo hasta que te vas al dentista, todos hemos visto como das confiaza a tus seguidores...al final resulta que lo haces todo por dinero?.
Realmente te casarás cuando te enamores o cuando encuentres una viudita rica para que te haga su heredero???

Todo es una pose o es sólamente cuando escribes en la rolling.
Tu rollo de cercano y accesible alli no vende?

No me sentía tan defraudado desde que compre el Telepin.

MJ dijo...

CÓMO LLEVAS TÚ LOS INSULTOS???

Anónimo dijo...

Hola chicos:

a ver, casi nunca escribo en este blog, pero ya me cansé de llevar la pluma entre los dientes, paso al abordaje.

Por si alguien no lo sabe, Fran es un pedazo de persona y uno de los tíos más cariñosos, educados y accesibles que he conocido nunca. Y no hay nada de pose, cuando le conoces y le observabas quedarse callado porque se muere de timidez te resulta lo más natural del mundo, nada es artificio. No existe indicio alguno de pretensión en ningún aspecto de su vida, él es así y se siente infinitamente cómodo comentando en público que tal día le toca dentista. Pero aunque resulte absurdo, hay mucha gente a la que de verdad nos gusta saber que va al dentista, que se hace daño en un dedo jugando al baloncesto o cualquier otra banalidad, porque todo eso crea una red de intimidad y cercanía con alguien a quien admiras que te hace incluso disfrutar aún más de sus canciones, que son de por sí fantásticas.

Y no escribo desde la amistad porque no la hay. Yo soy un tipo que va a sus conciertos porque me vuelven loco sus canciones. Y Fran, cada vez que me ve, me da un abrazo tan honesto que lo único que se me pasa por la cabeza es: "Cómo puede ser este tío tan normal, si hay músicos en mi pueblo que no son nadie y tienen un ego insoportable?"

En fin, ya no le doy más bombo y "polatillo".

Un saludo a todos,

Eddie Felson.

P.S. Y Richi es otro tío fantástico.

Daniel dijo...

Fran, este tema me viene al dedillo para hablar sobre ti jeje. Cuando empecé a escuchar tu música me aficione tanto que me volví un groupie de cuidado. Cuando te veia tomando un cacharro antes o después de los conciertos tenía demasiadas ganas de conocerte personalmente, pero pensé que seguramente no serias como pensaba, ni para mejor ni para peor, diferente a secas. Así que empecé a disfrutar mucho mas con tu/vuestra música a partir de ese momento. No quiero decir que me guste menos lo que hacéis (concierto que haya, concierto que estaré), sino que me gusta mejor. De hecho el punto de inflexión fue el conciertazo en aquella salita detrás de princesa, este mayo, que como ya puse tuve ganas de hacer un poco de fan loco, pero la vergüenza y la razón me hicieron parar. Esto mismo es aplicable a Richi, pero que hubiera sacaado el tema el. Un abrazo muchachos!

al dijo...

Cuánta razón... chapeau por la columna.

Anónimo dijo...

Bueno, antes a los pesados los podian echar de los bares por notas, pero aquí no es posible, y si te aplicas el derecho de admisión te tachan de todo. En fin que ni puto caso.

Francisconixon dijo...

Gracias Eddie

http://www.youtube.com/watch?v=3Vznd2BXdeo

Margaret Astor dijo...

Completamente de acuerdo con Eddie Felson!!

FRAN Y RICHIE además de dos músicos enormes; son ,como decía Valdano de Michael Laudrup: gran futbolista y mejor persona!

Aún tiene más meriito en estos tiempos en lo que hay tantísima información y se saben las intimidades de cada uno al minuto, mucho más si eres conocido.

Cuanto más se de ti más te admiro, y no es peloteo; creo que como yo hay más gente que siente eso.

Por cierto haber si pones de nuevo la agenda de tus conciertos próximos que ando algo perdido.

ERES GRANDE FRAN!!

Ana C dijo...

Pues yo tambien quiero opinar:
a Fran le he visto mil veces pero nunca habia hablado con él hasta el homenaje de Algora y me parecio un tio impresionante. Una gran persona, que es lo que se echa en falta ultimamente. Y nada de poses.
Asi es que si hay que pegarse por defenderle, pues lo haremos :-)
Por la sombra!