Buscar este blog

viernes, septiembre 30, 2011

El artista comprometido.


Ayer hemos estado de promo y en una entrevista nos preguntaron sobre qué postura debe adoptar el "artista" respecto a la acción política, si de compromiso o de distanciamiento, y en qué medida ambas son legítimas.

Se trata de una vieja polémica que tuvo uno de sus más famosos episodios en la disputa entre Camus y Sartre con motivo de la publicación de "El Hombre Rebelde". Aquí se comenta.

Hay quien piensa que si no usas tus canciones para hacer propaganda de una determinada opción política (me da igual cuál sea), no estás contribuyendo a cambiar el mundo, por lo que si no eres parte de la solución, eres parte del problema. Pero ese argumento parte de la suposición de que tal determinada política es la correcta (para mejorar el mundo), y precisamente eso es lo que está por demostrar.

La gente presume constantemente de cinismo y de estar de vuelta de todo, de "a mí no me van a engañar". Pero a la hora de la verdad, tenemos que estar confiando todo el rato en lo que nos cuentan, y pesa más en nosotros la retórica que los argumentos, lo emocional que lo racional. Se juzga a la gente por sus intenciones y no por los resultados. Vivimos envueltos en un voluntarismo constante. Se compran las ideologías por paquetes, sin hacer la trabajosa labor de la crítica trituradora de conceptos. Y yo el primero. Por eso muchas veces callo.

Y por otra cosa: para mí una persona que escribe canciones pop, no es un "intelectual", es un artesano, y su opinión vale tanto como la del panadero. Que no es poco, pero tampoco es que sea como para ponerse de puntillas para hablar...

18 comentarios:

Rick Deckard dijo...

Totalmente de acuerdo Fran. Sobre todo en relación al artesano. Enlazando con ese tema, nunca he entendido por qué los actores se autoinvisten de una aureola de superioridad moral y, sobre todo, cultural. Se dedican a interpretar un papel, a dar su visión del mismo, nada más-aunque no es poco-. Lo que no es óbice para que dentro del gremio exista gente cultivada y que hable con conocimiento de causa, pero siempre dentro de unas bases aprendidas y pensabas, y no hablar por hablar.Y me callo ejemplos por no herir sensibilidades, pero en el cine patrio encontramos unos cuantos.

Francisconixon dijo...

Rick: Yo no creo que sea tanto lo de la superiordad moral como la repercusión mediática. La mayoría de las veces no buscan su opinión, sino llegar a su público con un mensaje concreto. En ese sentido, son meras herramientas.

Isaac dijo...

Yo no encuentro mal que los creadores, los intelectuales, se posicionen. Todos somos mayorcitos para saber cuándo lo hacen de buena fe y cuándo no. Está esa gente cansina y cargada de prejuicios, capaz de decir que los neoyorquinos huían como ratas el 11-S por los diversos puentes que unen Manhattan con Brooklyn, pero por fortuna no todo el mundo es así. Lo que pasa es que a poco que un intelectual o ex-prometedora estrella indie se decanta por la derecha, la gente lo desprecia. ¿De quién es el problema pues? Así no hay quien coño se atreva a lanzar opiniones independientes.

Respecto a ti, lamento contradecirte, pero te guste o no, aparte de un artesano musical, tú eres un intelectual. 91 de cada 100 visitantes de este blog lo suscribirían. Tu postura es loable, pero te ruego que no caigas en el "guardiolismo". Y me explico: Tu formación cultural es superior a la media, lo que a priori convertiría tu diagnóstico (de la crisis, de lo que sea) no en superior, pero sí en más interesante. Tampoco tus posibles propuestas serían dogma de fe; para nada... Pero no es lo mismo tu opinión que la de un panadero; que la de un panadero sin formación, entiendo... Porque creo que debe de haber más de un panadero con más formación y criterio que alguna/o de las/os m ministras/os que nos han iluminado últimamente. No vale más tu opinión (un hombre, un voto) pero probablemente sea más interesante, insisto. (Interesante = Útil). Nada de esto te obliga, por otra parte, a emitir diagnósticos ni nada por el estilo, faltaría más...

Isaac dijo...

Yo no encuentro mal que los creadores, los intelectuales, se posicionen. Todos somos mayorcitos para saber cuándo lo hacen de buena fe y cuándo no. Está esa gente cansina y cargada de prejuicios, capaz de decir que los neoyorquinos huían como ratas el 11-S por los diversos puentes que unen Manhattan con Brooklyn, pero por fortuna no todo el mundo es así. Lo que pasa es que a poco que un intelectual o ex-prometedora estrella indie se decanta por la derecha, la gente lo desprecia. ¿De quién es el problema pues? Así no hay quien coño se atreva a lanzar opiniones independientes.

Respecto a ti, lamento contradecirte, pero te guste o no, aparte de un artesano musical, tú eres un intelectual. 91 de cada 100 visitantes de este blog lo suscribirían. Tu postura es loable, pero te ruego que no caigas en el "guardiolismo". Y me explico: Tu formación cultural es superior a la media, lo que a priori convertiría tu diagnóstico (de la crisis, de lo que sea) no en superior, pero sí en más interesante. Tampoco tus posibles propuestas serían dogma de fe; para nada... Pero no es lo mismo tu opinión que la de un panadero; que la de un panadero sin formación, entiendo... Porque creo que debe de haber más de un panadero con más formación y criterio que alguna/o de las/os m ministras/os que nos han iluminado últimamente. No vale más tu opinión (un hombre, un voto) pero probablemente sea más interesante, insisto. (Interesante = Útil). Nada de esto te obliga, por otra parte, a emitir diagnósticos ni nada por el estilo, faltaría más...

Francisconixon dijo...

Isaac: Precisamente, lo que quiero decir es que quiero subrayar es eso, que por mucha formación intelectual que uno tenga, al final uno argumenta en función de sus intereses personales. Por ejemplo, yo soy un gran admirador del pensamiento de Gustavo Bueno, pero no puedo creer que el hecho de tener una fundación a su nombre pagada por el ayuntamiento de Oviedo no tenga ningún peso en muchas de las cosas que dice. O cuando me pregunto cómo van a bajar los precios de los pisos cuando la mayor parte de la clase política está hipotecada. En ese sentido, uno depende más de su fibra moral que de su educación intelectual a la hora de expresar opiniones, y en ese sentido, insisto, mi punto de vista es tan válido como el de cualquier otro.

Isaac dijo...

Yo lo que respeto absolutamente es tu libertad para opinar o no. Es un coñazo que te estén preguntando todo el tiempo acerca del especulador de la BBC, cuando lo tuyo es hacer canciones. Y me parece bien que utilices ese argumento para "escabullirte", en el buen sentido; dicho de otro modo, comprendo que te dé pudor que te traten como al oráculo de Delfos, pero, amigo, el conocimiento es lo que tiene: que sirve para resolver cosas. Lo que pasa es que los que te seguimos desde hace tiempo sabemos que tu interés por conocer es, corrígeme si me equivoco, más por placer íntimo que por afán de solucionar nada.

Respecto a los intereses personales, hace unos cuantos posts, ¿no señalabas que estabas leyendo cosas que te afianzaban en la idea de la objetividad existe más allá de ser una referencia ideal? Pues todo consiste en ponerse a ello... el que quiera ponerse, claro, jeje ;)

Anónimo dijo...

Es polémico decir que eres de derechas cuando eres músico y sin embargo uno dice libremente que odia a los Beatles y sale airoso.

Francisconixon dijo...

Hombre, es verdad que los Beatles están en todas partes y pueden llegar a ser cargantes, ningún grupo resiste una escucha constante.

A mí lo que me da envidia es lo de que le gustaba Leonard Cohen de pequeño. Yo hasta bien bien mayor no me enteré de qué cojones quería decir.

Rafa Kas dijo...

Fran, totalmente de acuerdo. Para mí es una gran reflexión. El pensar que tenemos una formación intelectual superior a la media, nos convierte en élite y aristocracia, y eso no ayuda a la divulgación de una idea, sea ésta de cualquier tipo. Por supuesto, es lícito divulgar los más íntimos pensamientos de uno en forma de canción, poema o cuento, pero la humildad ayuda a la cercanía con los posibles receptores.

Francisconixon dijo...

Un saludo, Rafa

JL Gracia dijo...

Completamente de acuerdo con la asociación de compositor-artesano-creador. Además, yo soy de la opinión de que en la música no caben dobles interpretaciones ni filosofías ni superioridad moral, ni malas o buenas intenciones, la música, bajo mi humilde punto de vista (Al menos la que yo hago) es visceral y así debe ser interpretada (Ese es uno de los problemas de los criticos musicales de este país, que perciben los discos de manera errónea porque la ven desde una perspectiva de superioridad moral y subjetividad, de ahí que comparta también tu opinión sobre las listas de los mejores discos del año, que has comentado en alguna ocasión).

De cualquier manera, desde mi humilde óptica, al ser visceral la creación del artesano, el distanciamiento puede aparecer en la creación y aparecer en el receptor, es decir, la canción de chinarro de "Gitana" por ejemplo, es una canción que tiene tintes políticos pero el receptor puede pensar que habla de amor y maldiciones o de fuego en el cuerpo. Por eso, la música es visceral desde mi punto de vista y eso es lo maravilloso que tiene. Como dicen los gitanos, el cante tiene que ser puro.

Saludos

Francisconixon dijo...

JL: A mí me parece muy bien que alguien decida hablar de política en sus canciones, faltaría más. Con lo que no estoy de acuerdo es que eso se sitúe por encima de lo demás, sobre todo cuando estamos hablando de música pop, que bajo mi punto de vista, tiene que ver más con la diversión que con otra cosa. Y no es malo.

Rick Deckard dijo...

Fran: es cierto, pero al final no existe diferencia. El resultado es el mismo, porque con el tiempo hacen suya una opinión que no lo era. Yo también soy músico y creo, sinceramente, que nuestra opinión independientemente de la exposición que tengamos a los medios, edad, raza, filiación, etc no debe ir más allá de nuestro contexto. Para ello ya existen personas más que preparadas. No digo que no se tenga opinión y una defensa de valores -cosa, por otro lado, imposible-, si no que que se debería circunscribir al entorno en el que se desenvuelve la persona en su trabajo o profesión, no hacer de ello una verdad incontestable porque lo dice Menganito. En ese sentido creo con firmeza en el intérprete/artesano/artista "neutro", no politizado ni politizable. Lo que ocurre es que unas veces ellos, otras los medios de comunicación y la sociedad, pretenden confundir fama y prestigio en su ramo con conocimiento en los restantes ámbitos. Pero como dice Isaac " ya somos mayorcitos" para decidir por nosotros mismos, así que el problema en definitiva proviene de ambos extremos.

Rick Deckard dijo...

Pd: me refería a tu primer comentario

Víctor dijo...

Pues todo el mundo quiere ser como los Beatles pero Beatles sólo hubo unos.

Víctor dijo...

Y no quería ser pesado pero me acabo de acordar de ésto:

"DJ Coco. El cierre y momento de socializarse con todo el mundo, despedirse de los amigos, celebrar los aciertos y llorar los errores. Este año actuaron por sorpresa en la sesión de Coco el grupo Mujeres, interpretando unos temas de los Beatles."

http://www.surferrosa.es/2011/05/30/cronica-del-primavera-sound-2011-por-patrullero/

Ferran Esteve dijo...

Pero si tú eres un artista político. Yo leo aquí constantemente tu opinión sobre todo :-) No creo que se trate de cantar sobre política, pero tampoco de pretender que es una esfera que no existe. No sois futbolistas repitiendo frases tras cada partido. En fin, un abrazo Fran!

J. M. dijo...

me gusta lo de compositor-artesano; no obstante yo creo que todo es opinion y todo, por tanto, tiene un componente politico; en ese sentido, que uno escriba una tonadilla sobre "las pijas de mi ciudad" no es poco significativo;

lo que trato de decir es que hay muchas maneras de aportar cosas al, digamos, orden social; sin necesidad de que exista, como dices, un posicionamiento especifico y publicitario;

un saludo