Buscar este blog

martes, abril 22, 2008

La primera comunión salvó mi vida.


Ayer leí un cuento muy chulo de Guy de Maupassant acerca de una Madame que regenta un lupanar y se va con su pupilas a la primera comunión de su sobrina en un pueblecito de Normandía. Y me acordé de cierta ocasión en la que yo estuve tocando en un pueblecito de Alicante. No tenía baño en la habitación y me fui a duchar al pasillo. Cuando regresé a la habitación me encontré con que me había quedado encerrado fuera con las llaves dentro. La cerradura tenía manilla y no pensé que fuera de esas que se cerraban automáticamente. Bajé a buscar ayuda en recepción. No había recepción. Hice memoria y caí en la cuenta de que me habían dado las llaves la tarde anterior y que cuando llegué de madrugada no me había fijado en tanto detalle. Ahí estaba yo, en calzoncillos camiseta y chanclas con una toalla y un neceser en las mano. Empecé a dar voces por los pasillos como alma en pena y llamar a las habitaciones. Nadie. Me asomo a la calle y veo que los del bar de al lado tienen la persiana medio echada. Asomo la cabeza y veo una familia vestida de domingo. "¿Disculpen, son del hotel?" "Sí, somos nosotros". "Es que me he quedado encerrado fuera." "Pues estás de suerte que estemos de comunión, porque los domingos nunca venimos al restaurante".

Al final hubo que desmontar la cerradura porque las llaves estaban puestas por dentro.

Supongo que la familia llegó a tiempo de sobra para la comunión y se habrán partido el culo de el tío ese que se encontraron en calzones.

Las entradas para el concierto del miércoles están agotadas, para las del viernes no habrá problema.

Y una serie cómica con muy buena pinta. Los vídeos de youtube en realidad se hacen en Hollywood.

9 comentarios:

Ferran Esteve dijo...

:-D

A mí me pasó lo mismo per ayudando a una chica. Al final, para que ella no se sintiese incómoda, sólo se quedó con ella uno de los que estábamos, porque no es plan de que una chica desnuda esté rodeada de tíos que más que ayudar, esperan a que alguien pueda abrir la puerta.

jorge dijo...

es la típica historia que encantaría a los de Rolling Stone y que luego publicarían añadiendo algo de sustancias o de morbo... jeje

Saludos!

Anónimo dijo...

Mañana, en una de mis clases de español para extranjeros, no voy a hablar de la primera comunión, sino que voy a ponerles "Adoro a las pijas de mi ciudad" (les hace mucha gracia la palabra y esa tribu en general), y me gustaría saber, si fuera posible, a qué se refiere el último verso, porque sé que me lo van a preguntar y yo, la verdad, no lo pillo: "las chicas de barrio levantan las manos".

Al menos espero que les guste.

Muchas gracias.

Jorge Pedro dijo...

a mí me parece que "las chicas de barrio levantan las manos" sólo puede entenderse con "las chicas modernas enseñan las piernas" antes. me parece una imagen fabulosa, súper fuerte. como un axioma que no necesita argumentación. la amo. también amo este post, me gustó mucho. saludos.

El Malvado Ming dijo...

Coño, que bueno es el vídeo.

Francisconixon dijo...

profesor: Como dice Jorge la frase sólo tiene sentido combinada con la anterior. Bueno, sentido es un decir, es una imagen subconsciente que vendría a sugerir que las chicas modernas se gastan dinero en faldas medias y zapatos y las de barrio llevan tops ajustados con los hombros desnudos y llaman la ateción...

El Malvado Ming dijo...

La chica esta, Mariana Ruíz, venezolana de pro, orgullo de sus progenitores y modelo de virtudes para sus compañeros y profesores, me tiene conmocionada.

Si estuviese en internet la foto de mi primera comunión pondría fin a mi vida.

Deporten a Fran!! dijo...

Sales muy guapa en la foto, no sé que pensarán tus padres, de lucirte ahí, tan pulcra con lo que has llegado a ser después...

Francisconixon dijo...

Ming: Menudo reportaje de investigación que te has currado, se ve que la foto te ha llegao...
Deporten: Nos preguntábamos las razones de tan larga ausencia, no habrás estao malito... Como dice Richi ya casi eres de la familia.