Buscar este blog

lunes, diciembre 29, 2008

Elogio del verano.

"Decían que de Proteo había heredado el reino Rampsinito, quien dejó como monumentos conmemorativos los propíleos del santuario de Hefesto orientados hacia el atardecer y, en frente de esos propíleos, erigió dos estatuas, las cuales la erigida en dirección al bóreas la llaman los egipcios Verano, y la en dirección al noto, Invierno. Y la que llaman Verano, ante ella se postergan y la tratan bien, pero a la que es llamada Invierno le hacen lo contrario a ésa."

Heródoto, Historias.

3 comentarios:

Piaget dijo...

Soy de la generacion LOGSE. Por favor, frases cortas acompañadas de dibujos. Por supuesto, conceptos siempre concretos y nunca abstractos.

Francisconixon dijo...

Ojete (*)

moneypenny dijo...

"elogio de vernao tengo el cuerpo empapado en sudor..." eso ya lo cantaban Los Rebeldes...