Buscar este blog

jueves, diciembre 18, 2008

Sergio.

He comido con Andrés Perruca y me ha regalado el último número de Zona de Obras. Venía ojeándolo por la calle y me he encontrado con un artículo de Andrés con motivo de la muerte de Sergio que no sabía que había escrito. Aquí os lo dejo.


Obituario anormal (pero muy sentido).

Obituario anormal para la más anormal de las personas. Anormal entendido como fuera de lo normal, y es que dicen que se nos ha muerto Sergio Algora, y no hay noticia más anormal posible. También dicen que el que mucho abarca poco aprieta, y hasta en eso les has quitado la razón.

Sergio, eres un cabrón.
Ni Mastroianni, ni Tarantino, ni siquiera Gainsbourg se habína atrevido a tanto; dejarnos a mitad de la película. Sólo a ti se te ocurre. Como para escribirte un obituario de los de toda la vida diciendo lo bueno y lo simpático que eras yrecordando todo lo que hiciste: discos, poesía, relatos, cuentos, columnas, letras de canciones, noches inolvidables, juegos de palabras, juegos de todo tipo...
Estamos los que te queremos como para hablar de El Niño Gusano, de Muy Poca Gente o de La Costa Brava. Estamos como para hacer incapié en el talento que tenías y en la magia quete rodeaba. Estamos como para rendir homenaje a tu calidad literaria y humana. Estamos como para decir cosas como "Siempre se van los mejores" y mierdas parecidas. De eso nada cabronazo, porque nos has dejado muy jodidos.
Tú ya sabías, incluso antes de leer el 2001 de Arthur C. Clark, que cien mil millones de personas son las que han pasado por la tierra en toda la historia y que justo ése es el número de estrellas que contiene la Vía Láctea. Las cuentas salen solas y te toca un sistema solar enterito para ti solo. Yo sé que ahora estás allí, en tu sistema particular, yque ahora mismo vas surcandoel espacio, de planeta en planeta, convertido en capitán, cronista, diyei, bibliotecario y barman de un crucero sideral. también sé que cada uno de esos planetas contiene la mejor música, las chicas más hermosas y los poemas más extraños. Y también sé que has evitado el movimiento de rotación de los planetas para que no haya noche ni día. ¿Para qué, si a ti te dan igual esos detalles y sólo hace falta que te apetezca que sea la hora de vermú, de la cena o de irse a dormir para que lo hagas?
Siempre has sido el chico más listo de la clase (y el que tiene la cabeza más grande, no te creas que te vas a librar) y siempre has sabido bien que los asuntos más serios son los que mueven a risa y que en este mundo práticamente lo único que vale la pena son los buenos momentos que te llevas al final y los buenos recuerdos que dejas en la gente a la que amabas. También sabes que no hay que ponerse drástico y que sólo hace falta dar tiempo al tiempo: dentro de menos de lo que nos imaginamos cada uno de nosotros tendrá su estrella y ya te encargarás tú de de navegar de una a otra para volvernos a conectar a todos con tu magia. Sí, tú eres muy listo y lo sabes muy bien, pero nosotros no, y por eso nos hemos quedado tan jodidos. Además, te dejaste sin terminar la entrevista a Bigott para ZdeO. ¿Qué hacemos ahora? ¿Qué hacemos ahora, pedazo de cabrón? ¿Qué cojones vamos a hacer ahora?

9 comentarios:

pasajer@2 dijo...

Madremia!

Isaac dijo...

Qué grande... ser tan sincero sin ser cursi... Grande, Andrés. Ánimo.

ninive drake dijo...

mein Gott!! sin palabras.

Manolo dijo...

cada vez nos acordaremos más de él. eso es lo bueno.

if dijo...

Un puñetazo en el ánimo.Enorme.Me he quedado con la carne de gallina.Un abrazo
eva

Guaje Merucu dijo...

Y encima cómo acaba el texto, ¿qué vamos a hacer?

Iván Payá dijo...

"...tú eres muy listo y lo sabes muy bien, pero nosotros no, y por eso nos hemos quedado tan jodidos."

Genial descripción de cómo nos quedamos todos este verano. Muy grande Perruca.

Aún hoy en día pienso que voy a entrar en el Bacharach y me lo voy a encontrar detrás de la barra, mirándome de frente y escrutando a mi acomañantes, jajaja...

diego j. dijo...

obituario anormal y grandísimo.

sibenik dijo...

Pues a mi el estilo literario de perruca perdonadme pero no me gusta nada. De hecho, creo que le falta muchísimo para ser un buen escritor. Y lo dice un fan absoluto de El niño gusano y del perruca baterista (realmente alucinante). El hecho de que Sergio Algora fuera un genio y su pérdida repentina, cruel y demasiado temprana haya sido un shock para mucha gente, sobre todo para la gente como yo, de Zaragoza no hace que lea el texto y me emocione porque creo que está mal escrito. Es sincero, eso no lo pongo en duda pero la manera de escribir que tiene no me gusta nada.