Buscar este blog

martes, diciembre 30, 2008

Rolling Stone.

Mi columna de diciembre.


EL PERRO ES MÍO.

En cierta ocasión mi novia y yo salíamos de comprar un helado y nos quedamos mirando a un perro, un cachorro de aspecto muy peculiar. De repente nos vimos asaltados por un niño que cucurucho en mano nos gritaba todo orgulloso: “¡El perro es mío, el perro es mío!” A partir de entonces, cada vez que vemos a alguien pavoneándose decimos “El perro es mío” y ya sabemos de qué estamos hablando.

Se habla a veces del ego de los músicos. En mi experiencia, no me han parecido que sean especialmente arrogantes. Tal vez resulte evidente en aquellos casos de personas que proyectan una imagen de “rock stars” o “malditos”. Muchas veces son simples prisioneros de su propia imagen, que se pasan el día fingiendo para complacer las fantasías de sus seguidores.

Y es que cualquier persona tiene un trato frecuente con el fracaso. Y hay que ser muy tonto para no saber que no somos nada…

Si hablamos del oficio de escribir canciones, uno siente un temor reverencial, casi religioso, cuando se enfrenta a la obra de los grandes compositores. Y uno se sabe indigno. Y se les reza, como le he oído decir a Calamaro: “¡Bob Dylan, ayúdame a encontrar el siguiente acorde!”. John Lennon se arengaba a sí mismo – “¡Soy John Lennon y puedo hacerlo!”- mientras buscaba los acordes de Strawberry Fields. Pero claro, a quién podía rezar él.

Cuando yo empecé a escribir canciones un poco en serio, empecé a escribir en inglés. Bueno, en un idioma inventado que se parecía fonéticamente al inglés. Y lo hice simplemente para no tener que exponerme ante la gente, porque yo en mi fuero interno sabía que lo que hacía no era muy bueno. Ahora escribo en castellano, pero sigo escondiéndome detrás del humor y la ironía calculada, como tantos otros. Así puedo adoptar esa actitud de “me importa un pepino” cuando me siento atacado.


Pero en el fondo lo que busco es poder escribir una canción que me haga sentir tan satisfecho como para decirle a todo el mundo que el perro es mío cada vez que la escuchen. Una canción sencilla y pura, sin trampas. Como las de verdad. Como las de antes de que todos estuviéramos de vuelta de todo.

Y un vídeo del concierto de Wild Honey de navidad que estuvo muy chulo.

18 comentarios:

unviajealaluna dijo...

El curioso incidente del perro...

No obstante, a cualquiera que se exponga haciendo una canción, un relato o novela, una película, etc, como bien dices, siempre le gustaría que le dijeran "qué perro más bonito tienes...". El problema biene cuando uno tiene un deseo excesivo de que le digan "qué perro...".

Por cierto, cuando te pones a hacer canciones en las que finges pensar lo que dices, te salen muy bien...

JUAN JOSE dijo...

No se ingles, mi chica si, por vago no lo aprendo, Siempre le pregunto que dices en las canciones y hasta ahora no me parecen malas del todo, o tal vez ella me engaña y me dice lo que quiero escuchar para que no se me caiga el idolo al suelo. le preguntare si lo hace cuando llegue. No se pierda la anecdota en el ultimo disco de cooper. La podrias añadir en conversaciones reales.
grupo de los 40 principales le pregunta al cantante de los flechazos en un bolo ¿que pedales usas?, este se los enseña y el garrulo le dice, ostias un tuner ese suena que te cagas jajajajjaja el afinador cuñaaaaooooooooooooooo.

diego j. dijo...

gracias por colgar esto (la revista no la suelo comprar). y respecto a hacer "una canción sencilla y pura, sin trampas", personalmente creo que ya has dejado un buen puñado de ellas, y son las que más llegan.
¿para cuando estará el próx. disco de nixon?

Francisconixon dijo...

El disco saldrá en principio la última semana de febrero

Anónimo dijo...

Ole, ole, canciones de verdad y con verdad, como las que gustan :)

isa

Pavarotti dijo...

He de decirte que me siento bastante identificado con todo lo que escribes en este post (yo también me dedico a la música). Lo que admiro de tí es la valentía de intentarlo una y otra vez sin temer a lo no-cool, sin reparos, y de vez en cuando sacas una joya que bien ha merecido la pena todo el esfuerzo anterior. Felicidades.

Mario dijo...

Fran,

Valoro tu honestidad, cuando pasen un par de décadas tus canciones y las de LCB serán valoradas de otra forma, en mi opinion: serán encumbradas por muchos.

Adoro La Costa Brava porque érais músicos que hacíais canciones sin más pretensión que la naturalidad, la sencillez y la diversión. A menudo, cuando me encuentro con uno de mis mejores amigos y nos emborarrachamos acabamos comparando algo que nos fascina con LCB. "¿Ves tío?, sencillo pero brillante ... como el Llamadas Perdidas ... ".

Por último y para cerrar este comment me gustaría citar a Wilde:

"Ser natural es la más difícil de las poses".

Gracias.

Francisconixon dijo...

Caray, muchas gracias.

Yo sobre todo lo que quería decir es que hemos escuchado tanta música que hemos perdido la capacidad de percibir las canciones de manera inocente.

Los Rolling Stones cuando grabaron el primer disco su colección de disco era una caja de cien singles de "ritmanblus".

Groucho dijo...

... Y tienes unos perros que da gloria verlos, Fran!!!
Un abrazo y feliz año nuevo!!

unviajealaluna dijo...

Oh, qué burro, viene con v, acabo de darme cuenta...

Manu dijo...

nosotros empezamos en inglés y al final lo dejamos y hemos decidido que en español...no veas lo que me está costando (y eso que aún no he tenido que cantarlas en público...)últimamente me pregunto porqué lo mismo dicho en español suena a gilipollez tantas veces...y me respondo que muy sencillo, porque lo que escribo es una gilipollez. Entonces la pregunta es porqué en inglés no suena a gilipollez...
qué complicado es todo

El Konejo dijo...

Pues yo te conozco una par de canciones así, Antonio.

cristina dijo...

A me letras como Las pijas de mi ciudad o 33 me dan una sensación de cercanía que no me hacen pensar en estar escondiendo nada. Usar la ironía es un recurso más no sólo válido, sino enriquecedor, no?
Lo dice la chica que lleva la chapa con su foto colgada en la solapa. Y la chapa es mía :)

J. dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Mario. Para mí, esas canciones ya están encumbradas. Y yo también cito vuestras letras, títulos, discos, y vuestras canciones, las comparo, las comento, toco mal y canto peor "Adoro a las pijas" en una vieja guitarra acústica, le transmito mi pasión a la gente que conozco, me dicen "oí '33' hace unos días -o cualquier tema- y me acordé de ti".

El otro día, sin ir más lejos, mi madre me preguntó: "Oye, eso de La Costa Brava que siempre tienes ahí... ¿está bien?".

Gracias, gracias, sin más.

Saludos.

Anónimo dijo...

Fran, q ricos los tracks nuevos de australian q hay en el miespacio.
Esa rollo OMD se sale (Australian 7).
Caeran de estas en la sala el sol?
Estan ya las entradas a la venta? a cuanto?

B-a dijo...

A veces lo mas hermoso esta en las cosas sencillas.

Francisconixon dijo...

Has pillao lo de OMD totalmente!

Las entradas no tengo ni idea, en cuanto vuelva a MAdrid me enteraré

No tocaremos canciones nuevas, no nos da tiempo..

B-a dijo...

Y tu ya nos has dado muchas cosas sencillas, a la vez que muy hermosas.