Buscar este blog

martes, febrero 01, 2011

El miedo a la ambigüedad

Os dejo tres críticas de los conciertos del fin de semana pasado en Madrid.

En esta
nos ponen a parir. Es verdad que esa noche yo me escuchaba fatal y desafiné bastante.

En esta nos ponen muy bien, pero me llaman machista y ñoño. Ñoño seguro, machista, no es mi intención, todo lo contrario.

En esta nos ponen bien a nosotros y se meten con los demás.

Lo he puesto sólo como ejemplo, a cuento de una discusión en Twitter acerca de la naturaleza de la crítica, por un butano que publiqué. Varios críticos van al mismo concierto y cada uno cuenta algo diferente. ¿Por qué? Porque no ven el mismo concierto, ven el concierto que tienen en su cabeza. La crítica no es una cuestión de expresión, sino de comprensión. No se trata de saber escribir, sino de saber leer. No es una cuestión de gustos, sino de conceptos. No se trata de convencer, sino de exponer. Y lo demás es literatura, pero no es crítica.

He dicho.

P.D. Mientras estaba en la ducha he pensado que el problema es que la gente se siente incómoda con la ambigüedad. Salvando las distancias, es un poco lo que ha pasado con todo el tema de Vigalondo. Cuando me acusan de machista y misógino (¿es lo mismo?) supongo que es por letras como Las Pijas, Ronaldo, Treinta y tres, Erasmus, Inditex... ¿Me gustan las pijas o me río de ellas? Pues caramba, ¡es que esa doble lectura es precisamente el efecto que quiero provocar! Es como lo de "Otra vuelta de tuerca" de Henry James, ¿había fantasmas de verdad o es que la institutriz estaba loca? Pues leñe, ¡eso es lo que quiso Henry James, que nos quedáramos con esa perplejidad! Ayer me dicen en un comment, "caramba, pues para no ser creyente, en tus canciones lo parece". ¡Pues claro! ¡Por eso escribí una oración sin ser creyente, para ver qué salía! ¿Es un pato o un conejo?
Es un pato y es un conejo.

20 comentarios:

La ex vecina dijo...

Lo que comentas de los críticos y "el concierto que tienen en su cabeza" enlaza con la teoría de la exposición selectiva y el experimento de Mr. Biggott realizado en los 40 en USA. Viene a decir (más o menos, disculpadme los expertos) que tendemos a exponernos a los mensajes con los que previamente intuimos que estaremos de acuerdo. Y que las personas muy reacias a un mensaje tienden a distorsionarlo si no tienen más remedio que escucharlo...

Francisconixon dijo...

No me puedo creer que haya un experimento que se llame así.

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=x5sfDcH_V9w

soyunalavadora dijo...

El prototipo de crítico que habla más de sí mismo que de lo que debe criticar es Carlos Boyero. Sus análisis no transcienden el "me gusta/no me gusta", aprovechando eso para adornarse y hablar de sí mismo y sus obsesiones.

No me puedo creer lo de "estos barbudos, son cojonudos'. Se te está yendo de las manos esto de la fama Fran :D

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices y en franco desacuerdo con lo que estoy escribiendo ahora mismo :P

La ex vecina dijo...

Pues sí ;-) http://uts.cc.utexas.edu/~tecas/syllabi2/adv382jfall2002/readings/sev4c.pdf (página 79)

Comeclavos dijo...

Sobre lo de Boyero: si aceptamos que la crítica es por lo general puramente subjetiva casi prefiero que el crítico te avise desde el principio de que su análisis no es más que una opinión personal y por lo tanto todo depende de si tus gustos son afines a los suyos.

Dicho esto, he de reconocer que Boyero se lo ha montado muy bien, una cosa no quita la otra.


P.D.:La verdad es que lo de "machista" me ha dejado un poco torcido (y que además lo consideren sinónimo de misógino).

Anónimo dijo...

Bueno, la ambiguedad puede que irrite a los críticos, pero es una estrategia de comunicación muy acertada. En el mundo científico hay gente que escribe conscientemente de modo críptico, sabiendo que eso les da un margen para volver a explicar "lo que querían decir realmente". En el plano de la música, la ambiguedad es una forma de ampliar el mercado (ej, canción de las pijas: las propias pijas, los que las adoran y los que las odian se pueden ver reflejado@s, las pijas por pijas). En todo caso, mi impresión (personal e intransferible) es que las canciones de nixon (no sé si deliberadamente o no) aunque tengan ambiguedades siempre se ve si es sátira o hay un sentimiento real. Esto no es una crítica a que nixon no sepa alcanzar el término medio, supongo que sencillamente las cosas salen así.

Francisconixon dijo...

Comeclavos: Está claro que toda crítica es subjetiva ("como soy un sujeto soy subjetivo, si fuera un objeto sería objetivo"). Lo que no puedo admitir es que cualquier interpretación de un mensaje (si admitimos que el arte es expresión de algo, yo creo que sí)) valga igual que otra. Más que nada porque hay gente que no sabe ni de lo que está hablando.

Anónimo: La ambigüedad a la que me refiero no es a la ambigüedad calculada del que quiere oscurecer su pensamiento, sino cuando el objeto que se describe es ambigüo: por ejemplo, el amor/odio a las pijas o el pato/conejo. Es una ambigüedad objetiva, por decirlo así. Es una ambigüedad que "está ahí." Y es que el mundo no es binario.

Francisconixon dijo...

"Ambiguo"

Isaac dijo...

Visto lo visto, me reafirmo en la idea de que para seguir cerca del "oficio" -como escribiente, desde luego, pero no digamos como músico- hace falta una paciencia bárbara... Admiro tus recursos en este sentido.

Yo creo que me echo a un lado por un rato bastante largo, pero seguiré viniendo por aquí, ya lo sabes.

William Conway dijo...

Con la autoridad que me concede el haberos visto una docena de veces, creo que el concierto del jueves no fue de los más brillantes que recuerdo, y eso que estaba la banda al completo. Supongo que el problema principal, aparte del sonido putapénico de la sala, es que el público mayoritariamente no había ido a veros a vosotros (en concreto, a mi lado había un gordo pesao que, de espaldas al escenario, no cerró su puta boca ni un momento) y no vi nada del ambiente que he visto en otros concierto vuestros, digamos, más íntimos. Y para no quedar demasiado fan diré que sí hubo fallos y desafinados varios aunque, bueno, siempre son perdonables.

Por otro lado, las 3 críticas que enlazas me parecen las 3 una mierda y si a eso se le llama crítica, entonces cualquier cosa vale como tal :-)

Salu2

Anónimo dijo...

Fran, una duda, las críticas estas las has buscado a propósito para hacer la entrada... o ha sido al revés, te han llegado y raiz de ellas has escrito el comentario...

Lo digo más que nada por saber si te gusta leer lo que dicen de ti o procuras evitarlo. (no te pregunto la importancia que le das a las críticas, esa respuesta la imagino)

Comeclavos dijo...

Claro, yo también creo que el crítico debe tener unos conocimientos previos que le sirvan de instrumento para analizar la obra, el problema (en mi opinión) comienza cuando dentro de un campo artístico vemos que las opiniones de las personas cuyo bagaje les confiere autoridad distan mucho de un consenso. En ese caso qué nos queda?. Y que conste que yo no abogo por el relativismo ni el "todo es lo mismo", simplemente es un tema que me interesa pero sobre el que no soy capaz de hallar buenos argumentos a mi favor.

Por otro lado, yo también creo que la crítica debería tender a la explicación de un fenómeno, lo que quizás ocurre es que es más fácil usarlo para reforzar nuestras opiniones o desecharlo de inmediato. Creo haberte leído hace algún tiempo algo así como que existe demasiada preocupación por justificar nuestros gustos, puede que tenga algo que ver...

Harry Sonfór dijo...

Deberíamos preguntarle al pato-conejo conejo-pato del grabado qué se siente, si conejo o pato, o las dos cosas y en qué medida cada cosa. Me pasa siempre algo raro con este grabado, que me sale la empatía por el bicho. A saber en qué estará pensando.

mario dijo...

de acuerdísimo con usted. Yo he sido muy seguidor de críticos que me hacían gracia o de comentaristas porque me gustaba su estilo (me despierto cada mañana con Federico, no le digo más). Es evidente que lo que buscas en ese periodismo es cierto estilo, mordacidad o manera de estar en el mundo pero sus opiniones están distorsionadas por la personalidad del autor.

En caso de que lo sepan (critico y autor) solo hay que hacer un ejercicio de re-enfoque del mensaje, en caso de que no se sepa el autor tiene delirios de grandeza y el lector de confusión.

Noe dijo...

letras que rallan en la misoginia???

en fin... me siento mas ofendida por esta critica que por los que dicen que desafinas... :)

Slim dijo...

creo que un buen critico no tiene porque hacer lo que comentas, por eso es tan dificil la critica (musical, de cine, de lo que sea), porque has de tener unos conocimientos previos, analizar, comparar, etc.

lo que pasa es que ahora, cualquiera se pone a criticar! internet ha dado voz a muchos que vamos a ver una peli, o un concierto, sacamos cuatro fotos y et voilá, ya tenemos crítica!. los blogueros somos asi ;-)

bromas aparte, yo a mis "opiniones" sobre vuestros conciertos no las llamo criticas, que seria insultar a los criticos. pero tambien me parece que los blogs son un genial instrumento de comunicacion entre artista y público.

un beso ñoño.

Anónimo dijo...

Por favor, que te llamen machista o misógino por tus letras... si son tremendamente sensibles y llenas de amor hacia las mujeres!!

Anónimo dijo...

No te preocupes que el tal thinktankultur no es critico ni nada, no tiene ni idea de musica solo hay que leer un par de criticas suyas hahahaha