Buscar este blog

domingo, abril 11, 2010

La abuela del dragón.


A raíz de esta noticia acerca de que los cuentos de hadas son sexistas y deberían prohibirlos, recordé uno de los ensayos más famosos de Chesterton, `La abuela del dragón', cuya lectura recomiendo fervientemente.

Acabo de leer en el último de Robert Crumb que a Kafka le encantaban los cuentos de hadas.

Me sorprende que alguien piense que sea buena idea privar a la gente de uno de los más importantes patrimonios culturales de la humanidad, con mayúsculas y en sentido estricto. Variaciones de muchos de esos cuentos se encuentran en todas las culturas y todas las épocas. Algunos se consideran anteriores a la invención de la escritura.

P.D. Las personas que intentan apropiarse de los niños son personajes típicos de los cuentos de hadas. Ellos no pueden entender los cuentos de hadas, porque son personajes de cuento de hadas.

10 comentarios:

Harry Powell dijo...

Que deberían prohibir los cuentos de hadas... uff, nunca ha habido censura tan fuerte e irracional como ésta que se nos avecina de lo 'políticamente correcto'.
Qué poca cultura, imaginación y felicidad que ha de tener quien propone semejantes tonterías...
Por cierto, gran descubrimiento el blog de ensayos de Chesterton! Gracias!

HL dijo...

Hola, échale un oído si puedes al EP, "Las fatigas del querer", de Hazte Lapón...

HL dijo...

ahmmm, si, a veces tengo estos despiste...perdón:

www.myspace.com/haztelapon

Carolina Pataleta dijo...

Ya, y también dicen por ahí que nos drogamos por culpa de esos cuentos en los que todo se resuelve tomando una poción mágica.

Isaac dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Isaac dijo...

A mí me alegra que aún te pueda sorprender la estupidez.

HP: ¿¿Que se nos avecina?? ¿Tiene que venir aún más??

Anónimo dijo...

Anónimo dijo...

jajajajajaaaaaa!!!!!

Isaac dijo...

:) (por tu P.D.

Harry Sonfór dijo...

Francisconixon, si no lo ha leído, le recomiendo encarecidamente «Psicoanálisis de los Cuentos de Hadas» de Bruno Bettelheim, donde el autor recomienda que no hay que tocar ni un pelo los cuentos tradicionales, que están bien así, como están. El estudio que hace sobre el cuento de Jack y las habichuelas mágicas, donde el niño «mata» al padre, el ogro (y evoluciona de esa forma) a través de la masturbación (la planta de la habichuela) es un clásico precioso más que recomendable.