Buscar este blog

lunes, agosto 06, 2007

Conciertos a domicilio.

La idea de los conciertos a domicilio, según yo tengo noticia, es de Rick, el cantante de Mist, y la ha desarrollado en una serie de conciertos llamados Live in the living. Roberto, el director de Astro (y batería original de Australian Blonde), me la comentó en cierta ocasión en la que yo estaba en Madrid con la promo del último disco de Australian (calculo febrero del 2004 ó 2005). Esa noche estábamos casualmente en un concierto de Mist y surgió el tema. Yo llevaba tiempo dándole vueltas al hecho de que la mayoría del dinero que paga la gente por un concierto se lo quedan los intermediarios (alquiler de sala, management, alquiler de equipo, alquiler de furgonetas, SGAE, hoteles, comidas, gasolina, peajes, etc...). Me pareció una idea muy buena para librarnos de esos gastos y ofrecer algo diferente al resto.

En los diferentes artículos que se han escrito sobre el tema, no se suele mencionar a Astrud, pero en mi caso fueron una influencia determinante. Pensé que ellos, al dar conciertos en la calle, llamaban la atención sobre el hecho de que toda la liturgia que rodea a los mismos es convencional, y que hay más de una forma de llegar al público, y que el modelo de negocio musical está diseñado para que el dinero se lo lleven los gestores, no los artistas. Y sobre todo, Rick, Astrud, y muchos más, me demuestran que la principal responsabilidad de un artista es tener imaginación.

También los chicos de La Fonográfica General simpatizaron desde el primer momento con la propuesta, muy acorde con su propia filosofía de hacer-fiestas-para-grabar-discos-para-regalar-en-las-fiestas y gracias a ellos la iniciativa cobró un gran impulso.

En fin, que empezamos a dar conciertos a domicilio con La Costa Brava y se puede decir que murimos de éxito. Tocamos en Alemania dos veces, en París, en un par de bodas, en terrazas de verano, en pisos, salimos en el telediario y hemos dejado amigos en todas partes. Alcanzamos un punto en el que los concierto extraoficiales eran tan costosos como los oficiales y entramos en conflicto con nuestra propia agencia de contratación. Por eso decidimos dejar de hacerlos. Pero sigo pensando que es una buena idea, y por eso los sigo haciendo con Nixon, donde gozo de mayor libertad de decisión y movimiento.

Hubo gente que en su día nos criticó con el argumento de que estábamos desprestigiando nuestro oficio, rebajándonos a ser un espectáculo de bodas bautizos y comuniones. Supongo que para ellos tener un grupo consiste en salir en la portada de la revista guay y que te inviten todos los años a la zona VIP del festival del verano. Respeto su visión, pero creo que la mía es más acorde con lo que significa esta cosa tan divertida y tan banal de hacer canciones pop. Ellos ponen el acento en "¿para qué?", mientras que yo siempre me pregunto: "¿por qué?"

11 comentarios:

Anónimo dijo...

you are the greatest.

ZIMMER103 dijo...

la pena es que no exista un DVD de LCB con sus conciertos a domicilio, la noticia en antena 3 fuera espectacular y sobre todo una bofetada al star-system en toda regla , al cual deseo que Nixon , Astrud y muchos mas grupos sigan desafiando en los salones de nuestras casas , pisos o cabañas.

unviajealaluna dijo...

Estuvisteis muy bien en Martos, fue una lastima que no pudiera venir Sergio..., espero que se recupere pronto, en fin, que fue un placer...

Estos que dicen que desprestigiais el oficio y tal... bah, imagino que es lo que tu dices... les encantan las copas de yate...

Sergio recuperate pronto!!!

no me he ido al Caribe dijo...

Entre otras de las cosas que me engancharon a vosotros fue la iniciativa y voluntad de hacer los CAD. Dicho de otra manera, si a un musico le gusta tocar no veo yo el porqué de hacerlo fuera de los círculos habituales. Supongo que a todo el mundo le gusta tocar en una playa, en un pequeño corrillo, o para alguien en privado. Eso para mí, es el verdadero músico. A los que se les caen los anillos no valen la pena, y los que piden una suite pintada de negro o una cubertería de oro del siglo XVIII tampoco. Hace poco lei extravagancias festivaleras de los artistas y me quede helado. Es una lástima ese conflicto con vuestra agencia. Eternamente agradecido del bolo de Aincourt. Hasta pronto majete.

jose dijo...

pues si señor, fran...a seguir con esos conciertos...tus canciones, esas letras estan hechas para eso, para sentirlas cerca. y ademas el componente de chinchar al de la sgae,a los clasicos indies de rockdelux(ya me entiendes) etc...eso tambien mola..
saludos desde asturias
pd que tal los examenes?
pdd un dia recomendaste boris vian, estoy ahora saltando de "la espuma de los dias" a "el lobo-hombre" y me encanta

tranchete dijo...

El viernes pasado leí en el antes concocido como El País de las Tentaciones un reportaje sobre los conciertos a domicilio. Me llamaron la atención dos cosas; la primera, una serie de complicaciones, reglas (sic) extrañísimas y una preocupante falta de complicidad entre la gente participante... todo esto según lo relatado. Y segundo, que se calificaba de pionero en este país a un grupo (secret society, puede ser?) que organizó su pimer evento de estas características en mayo, y que a la vez es el eje conductor de dicho informe. Bien, he asisitido dede hace ya unos dos años, a CADs de La Costa Brava, Nixon y de la gente de la Fonográfica General... y lo que me he encontrado es respeto, diversión, conciertazos, juerga, amabilidad y sobre todo libertad.... En fin, amiguismos periodísticos o becarios de verano?

Anónimo dijo...

la idea era (es) muy buena, y sirve para ventilar un poco el ambiente a cerrado que algunas (o muchas) veces desprende el así llamado "mundo indie"...

Anónimo dijo...

"Ellos ponen el acento en "¿para qué?", mientras que yo siempre me pregunto: "¿por qué?" ": y yo te admiro por hacerte esa pregunta y saber encontrar tan buenas respuestas
besos

if dijo...

Yo espero que sigas durante muchos años con los CADS.Los dos a los que yo he asistido fueron más emocionantes que la mayoría de los súperconciertos de algún megafestival del verano. La gente que los organizaba- el grupo de Onda y los de la Fonográfica de madrid- no pudieron ser más amables, cómplices y divertidos. Mis recuerdos sobre ambos son fantásticos.Antes de conoceros no había tenido la sensación de estar tan cerca de la música y de la forma de ser de quien la compone y la disfruta. Y esa sensación es impagable, así que como tantas otras veces, gracias.

ramon vill. dijo...

Que pena es saber que LCB daba esos conciertos a domicilio y yo no poderlos disfrutar ya que me saldria bastante caro poderlos traer a la galeria de arte que tengo con otros amigos, ya que organizamos mini-conciertos para que los artistas convivan con los fans y asi puedan interactuar con ellos... ojala y sigan haciendo eso, si tienen algun dia plan de venir a USA, especificamente Texas, dejenmelo saber para poder cumplir mi sueño de verlos en vivo.... un afectuoso saludo, Ramon

beefbos dijo...

La música es del pueblo y para el pueblo, ya lo dice lo de "popular". Este tipo de actuaciones no son más que el retorno a la esencia de la música, los antiguos juglares, los músicos callejeros de La Habana, la música debe estar en la calle. Allí donde allá musica libre y popular "hervirán las sangres", se mezclarán los sudores y brotará la vida. Todo lo demás es supletorio, el envoltorio, puro engaño... música libre ya¡¡¡¡¡¡¡¡