Buscar este blog

jueves, marzo 10, 2011

Yo soy mejor que tú.


No sé dónde leí una encuesta que decía que el 80% de la gente se pensaba que era mejor que el resto. Citaban una novela de no sé quién que decía: "En el pueblo de Townsville todos los niños eran más inteligentes que la media". La gente en parte tiene razón; cuando nos comparamos con los demás lo hacemos en los términos que nos son favorables. Si me comparo con alguien más alto, pienso que yo soy más guapo, si con alguien más guapo, yo soy más listo, si con alguien más rico, etc. Durante una comida en Oviedo con unos amigos surgió la expresión "yo soy mejor que tú" y ahora la uso constantemente (en broma, claro).

Supongo que pasa igual con todos los gremios, pero estoy harto de leer entrevistas donde el mensaje es: "todo es una mierda, menos yo, que soy cojonudo". Con lo de los grupos es horrible, ya os podéis imaginar. No es que la gente diga todo el rato que su grupo es el mejor, ¡es que lo piensan de verdad! El día que alguien salga por la tele diciendo lo contrario iré a buscarlo a su casa para estrecharle la mano. Repito por enésima vez: en asuntos de moral (y para mí la estética es una cuestión moral) sólo se puede predicar con el ejemplo. Yo cuando me creo mejor que alguien, me lo callo.

Cambiando de tema, acabo de ver a una chica bien vestida corriendo por la calle en tacones (que no iba en chándal, quiero decir) y he pensado que con la cantidad de órdenes contradictorias que tiene que procesar nuestro cerebro, si nuestra especie sigue aquí es de milagro.

P.D. Me acabo de acordar de aquel verso de Sergio: "Tengo un podio en mi casa, soy el primero cuando quiero".

11 comentarios:

Helena Martín dijo...

Por eso una de las frases que más digo y que más me gusta decir cuando me quemo es "todo el mundo es imbécil, menos yo"
Hoy la modestia hasta para ser imbécil es más virtud que nunca.
Y a lo de ser imbéciles siempre ganamos alguno, en concreto el que se llama "yo" en la frase que antes he mencionado.

Esa frase de Sergio fue precisamente la que escogí para el poema que hicimos entre todos :)

Un saludo

Víctor dijo...

Nadie es mejor que nadie pero tu creíste vencer

J. dijo...

Mi verso preferido de él, dicho sea de paso. Lo he usado, mentado, citado, infinidad de veces, miles.

J. dijo...

Maravillosa reflexión, por cierto.

Anónimo dijo...

Hola Fran, yo para luchar con la inmodestia pienso en el Efecto Dunning-Kruger (tiene el dudoso honor de estar premiado con un Ig Nobel). Las conclusiones del estudio son:

1. Los individuos incompetentes tienden a sobreestimar su propia habilidad.
2. Los individuos incompetentes son incapaces de reconocer la habilidad de otros.
3. Los individuos incompetentes son incapaces de reconocer su extrema insuficiencia.
4. Si pueden ser entrenados para mejorar sustancialmente su propio nivel de habilidad, estos individuos pueden reconocer y aceptar su falta de habilidades previa.
(http://es.wikipedia.org/wiki/Efecto_Dunning-Kruger)

De alguna manera el estudio concluye que las personas menos preparadas tienden a sentir que son tratadas injustamente con respecto a su capacitación y que, aquellas más capaces, tienden a pensar en ellos como gente no preparadad. Es más, esta conclusión explica el éxito de personas vergonzosamente incapaces. La confianza en sí mismos les permite obtener logros por encima de sus capacidades.

Pero se produce un efecto sorprendente cuando buscas la humildad pensando en esas conclusiones e intentando aplicarlas a tus acciones. Al final eres humilde porque te crees mejor que los demás. Vamos, al final es la trucha que se da por culo.

Perdona el discurso.

Lad

mia dijo...

aupa las divagaciones!

Anónimo dijo...

Realmente, Fran, you're better than me. Soy uno de los de la comida en Oviedo (que espero que se repita).

Francisconixon dijo...

Claro, un abrazo!

xabier dijo...

para modesto Mourinho, y medio pais le rie las gracias... por cierto, si hay comida en Oviedo, avisad... que aunque viva en Santiago... soy capaz de ir ;-)


xabier, desde la ganzua

Jacobo dijo...

Yo es que soy muy cínico y digo "somos diferentes" cuando realmente sí creo que soy mejor. Si es mejor él lo digo más claro.

Flume dijo...

A mí me encanta la de "tráteme de ud., soy mucho mejor que vos".
El doble sentido es genial.