Buscar este blog

miércoles, junio 23, 2010

Tótem y tabú.


El otro día le pregunté a Richi que si estaba muy hasta arriba de curro con el final de curso y me dijo que estaba corrigiendo unos trabajos y le pregunté de qué eran y me contestó: "Nada, les pido a los alumnos que me hagan un cuento basado en su tabú, en lo que lo se atreven a verbalizar".

Me di perfecta cuenta de lo que me quería decir, porque al fin y al cabo es lo que siempre intentamos hacer a la hora de escribir las letras. Contar lo que no se puede contar, y por eso hacerlo de forma indirecta. En este contexto se debe interpretar lo que siempre digo acerca de que el humor es un mecanismo de defensa.

El otro día en el concierto a domicilio una chica me dijo: "Es muy diferente escuchar tus canciones en disco a verte tocar. En disco no me gustabas, me parecía que te reías de la gente, pero en directo se nota que haces las cosas con cariño." Y es que ese es el quid de la cuestión, cuando digo que adoro a las pijas de mi ciudad o que me voy detrás de las erasmus, no me estoy riendo de nadie, me estoy riendo de mí.

Y es que cuando he escrito una canción que me da vergüenza cantar -o como dicen los pendantes "provoca sonrojo"-, sé que estoy en el buen camino, porque he tocado un tabú. O sea, la verdad.

4 comentarios:

migue dijo...

ese libro lo tengo por casa, leí trozos hace tiempo para el instituto y me gustó, estaba interesante...aunque freud...es freud, con sus cosicas...y su densidad :/

rizino dijo...

Si abrir un debate educativo... y a pesar de la ficticia opulencia de nuestros días, las cosas no han cambiado ni cambiarán. Tengo la misma sensación que tenía Tolstoi en este texto extraído de una carta del "Cuarteto de Alejandría".

"Cuando entro en esta escuela y veo la multitud de chicos flacos, harapientos y sucios, con sus ojos brillantes y tan a menudo expresión angelical, me asalta una sensación de alarma y horror tal como la que he sentido ante gente que se ahoga…Deseo la educación para el pueblo sólo con el fin de rescatar a esos Pushkin, Ostrogad, Filatetov, que se están ahogando allí”

Sinceramente, si alguno de mis alumnos un día pudiera dar envidia a los demás sin tener que trabajar porque ha sacado sus demonios y los vende en cajas bonitas:
¿qué mas se puede pedir?.

En el fondo es el poder de las canciones y todo lo demás.

E.T. Gafapasta dijo...

ya tienes un doble para cuando no puedas ir de conciertos... ;P

video






Scarafaggio dijo...

Dile a Richi que te pase alguno de esos cuentos, me ha entrada mucha curiosidad por saber qué contarán, jaja.